En esta semana que estamos celebrando la diversidad y la inclusión, queremos compartirles algunas reflexiones sobre este tema que he ido recogiendo a lo largo del tiempo:

  • En la vida todos hemos sido discriminados más de una vez, como ciertamente también lo hemos hecho. Es mucho más común de lo que quisiéramos, especialmente cuando en la sociedad existen tantas formas comúnmente aceptadas de discriminación
  • La diversidad selectiva es, en realidad, una forma de discriminación disfrazada, y muchas veces más dolorosa
  • Los límites están en la mente de quien los observa
  • Todos los seres humanos tenemos derecho a aspirar a las mismas cosas
  • Las diferencias ciertamente nos enriquecen, pero no son fáciles de vivir
  • La discriminación tiene dos caras, así como decidimos consciente o inconscientemente discriminar, también podemos decidir cuándo somos discriminados y hasta qué punto eso afecta a nuestras vidas
  • Tan solo en México, el INEGI señala que hay 17 factores de discriminación por los que son violentados los derechos de las personas
  • Por obvio se nos olvida: la discriminación genera violencia
  • Algunas organizaciones han encontrado nuevas y sutiles formas de discriminación, como también formas concretas de combatirlas
  • La diversidad no es fácil, pero sus beneficios son grandes
  • Una gran paradoja es que todos somos diferentes, pero al mismo tiempo iguales
  • Si la mejor estrategia de diversidad en una empresa es que en cada terna haya al menos una mujer, es que no han entendido el problema
  • La discriminación sutil, es tan dolorosa y destructiva como las formas más violentas
  • Buscar impactos económicos para justificar ser incluyente, es no darse cuenta de que es una responsabilidad ética, y que debe hacerse simplemente porque es lo correcto
Menú